ASGARTH (1999). Recuerdo a un grupo ya disuelto

0
2045

El quinteto donostiarra Asgarth, combo que vive por y para el heavy metal, puede sentirse afortunado; en apenas dos años de vida, y con solo una docena de bolos a sus espaldas, han conseguido el respaldo de una casa de discos, I.Z, -que no publicaba un álbum metálico desde el exitoso debut de Su ta Gar- para su ópera prima Jainkoen Egoitza, notable CD, que en principio debía de haber sido su primera maqueta y que se pone en circulación en la Feria de Durango. Son siete temas (intro incluida) de heavy melódico en euskera, con buen nivel, gancho y excelente sonido. Composiciones directas y que van al grano, de estructura muy definida. Ekaitza o Amaigabeko Lurraldea al estilo alemán, americanizada y más comercial Ideiak antolatuak, festiva Magia y sin dar la espalda a la obligada balada, Zu gabe. Nos reunimos con el grupo añorgatarra al completo para que nos contaran como les va la vida.

-¿Cómo surge el nombre del grupo?

-Uff, le dimos muchas vueltas. Queríamos un nombre mitológico, en parte porque las letras (y la portada) también van esa onda, y que sonase heavy. Buscamos en libros y dimos con Asgarth. Viene de la mitología escandinava, de una historia que cuenta como antiguamente existía el cielo y el infierno, y que los dioses crearon una ciudad intermedia donde en una especie de templos, llamados Asgarth, debatían sobre la humanidad. Lo que le choca a la gente es que cantando en euskera no tengamos nombre vasco.

-Llega la grabación. ¿Cuándo os convencisteis de que era más CD que maqueta?

-El día de las mezclas, antes de salir del estudio. Pensamos que al margen de que las canciones puedan gustar o no, el sonido era muy bueno y merecía la pena buscar casa de discos. De todas formas se ha retocado para la edición como CD.

-¿Hablasteis con muchas discográficas?

-Mandamos una copia a casi todas las de Euskadi, aunque hablar solo con Gor, Gaztelupeko Hotsak, Oihuka e IZ. Nos decidimos por estos últimos por el trato y el interés que mostraron. Les dejamos muy claro que somos un grupo heavy en música, estética y pensamiento, que ese es nuestro rollo y no lo vamos a cambiar, y aceptaron. Con IZ hemos llegado a un acuerdo de coproducción, y esta hablado que sacaremos otro CD el año que viene.

-¿Que impresión os lleváis, en general, del mundo de las casas de discos?

-Si no eres nadie no se mojan. Tienen mucha fuerza y se aprovechan imponiendo unas condiciones en las que el grupo tiene que poner mucha pasta y ellos casi no corren riesgos.

-Os ha quedado un disco heavy pero también muy melódico.

-Buscamos la melodía, la base es heavy alemán; temas rápidos, doble bombo, caña con las guitarras y estribillo muy melódico, pero también nos gusta lo clásico. Lo que pensamos es que ha quedado suave, más de lo que queríamos, quizás porque el sonido es muy limpio y ha podido restar algo de fuerza.

-¿Cuáles son vuestras principales influencias?

-Iron Maiden y Helloween. Ultimamente también Primal Fear, que son de estilo clásico pero tienen mogollón de caña y suenan actuales. De eso se trata, hacer metal clásico si, pero sonar como un grupo de 1999, y no permanecer anclados en el pasado. Las nuevas canciones que estamos componiendo van en esa línea.

-¿Y de tendencias más actuales?

-Nada, como influencias básicas solo las de heavy clásico y grupos del rollo alemán, somos un poco cerrados en ese sentido. Puede haber cosas puntuales, un riff de guitarra, el sonido de batería, por ejemplo de Pantera, pero poco más.

-Sin tener teclista, ¿porqué ese piano a lo Bon Jovi al inicio de Ideia antolatuak?

-En directo no va a sonar, es un arreglo para el disco. Nos gustan los teclados, pero no para meterlos en todos los temas, y si no hay más en el disco es porqué nos cortaba que no fueran a sonar en concierto. Lo de que suena a Bon Jovi es casual, sacamos las notas del estribillo y nos dimos cuenta de que se parecía a Runaway, pero cuando avanza la canción ya no recuerda a Bon Jovi.

-¿Cómo van a ser los conciertos teniendo en cuenta que el CD dura 31 minutos?

-Tocaremos una hora: todo el disco, tres canciones nuevas, y dos versiones, The Trooper de Maiden y We´re not gonna take it de Twisted Sister. La primera la hemos elegido por el grupo, y la segunda por la canción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.