WACKEN 2017. Crónica y fotos

0
440
Ambiente04@Wacken2017

W:O:A 2017. HERMANOS DEL METAL EN WACKEN

3, 4 y 5 de Agosto de 2017. Wacken (Alemania)

Dos hermanos. Uno, veterano en muchas lides, otro lleno de frescura y entusiasmo ante su primera vez, aportan sus puntos de vista sobre el mayor festival de metal de Europa.

Dos hermanos entre aquellos que, tras 28 años de historia, cuentan orgullosos por decenas sus visitas a la Holy Wacken Land y muestran ufanos sus fieros tatuajes, colecciones de vasos y camisetas.

–   Pero… ¿tú te acuerdas lo que era pisar W:O:A por primera vez?

–   De eso hace ya muchísimo tiempo. Fue una de estas pulseras de aquí.

– ¿Todas esas tienes? ¡Anda que no has perdido el tiempo!

– Son como los buenos rockeros, duras de roer. Espero que tus botas sean igual de resistentes, ya verás el barrizal que nos espera.

HOLY SHIT! THE HOLY WACKEN LAND!

El festival empieza unos cientos de metros antes de que la imponente torre negra nos anuncie la llegada al evento de heavy metal más grande de Europa. El pueblo, al igual que el público, se transforma durante unos días y se convierte en un elemento más de la fiesta:

–  No entiendo cómo la gente de aquí no se cabrea. ¡Mira! ¡Si hasta les han acampado en el jardín!

–  Eso es normal. Es un pueblo pequeño y no hay hoteles, por lo que la gente de Wacken empezó a alquilar sus propias casas como alternativa al camping cuando el festival creció.

Es alucinante el buen ambiente que se respira. Entre la multitud ataviada de negro resaltan unas fugaces sombras de colores que se escurren entre las masas desde la ciudad hasta la zona del camping. No son sino las idas y venidas de los más jóvenes de Wacken, que con sus bicicletas echan una mano a transportar las compras matutinas de algunos de esos 75.000 afortunados que este año adquirieron su entrada para el festival; por un módico precio, claro.

– Es como una gran familia.

– ¡Y bien grande!

–  Pero no te pienses que esto siempre ha sido así, ¿eh? En los primeros años, la gran torre que da la bienvenida al festival no estaba ni siquiera pintada de negro.

–  Lo que ha llovido desde entonces.

– Literal.

En efecto, el proyecto de W:O:A: empezó en 1990 como una fiesta de bandas locales.

Año tras año, incluso tras los problemas originados por la pérdida familiar de uno de los fundadores en 1993 y los problemas con las pre-ventas de 1996, han respondido a las altas exigencias del éxito sin perder un ápice de su esencia original. Y ese es precisamente uno de sus grandes secretos:

–  La bebida, los acuerdos comerciales, los shows de coches… todo esto viene de empresas y patrocinadores locales.

–  O el Wacken Moshtel, como alternativa más acogedora para el camping.

–   Este año han construido una red de tuberías subterráneas. Pero no te lo pierdas, ¡lo que transportan es cerveza!

– Siempre tan innovadores. Aunque bueno, este año la cerveza era Becks. En mi opinión, ahí pierden puntos, jeje.

– Ya, pero te ofrecen encargarla por internet y te la dejan fresquita en la zona que elijas del camping. ¿Qué te parece?

– Flipa.

 

DIA 0 (¡MUSICA! ¡LUCES! ¡ACCION!)

Wacken Open Air crece y crece cada año, pero siempre de forma ordenada, planificada, a la alemana. Por eso cada vez son más los metaleros que deciden anticiparse unos días y llegar escalonadamente. Algunos via “Tren del Metal”, que desde 2002 recorre Alemania de Sur a Norte llevando a los fans a las mismas puertas del festival. Para todos ellos la organización tiene diversas actividades preparadas, como la Metal Battle, juegos medievales en el poblado vikingo, o el emblemático Maschine’s Late Night Show.

– ¡Madre mía! ¡Esto está ya lleno de gente! ¡Y es sólo miércoles!

– Hay peña desde el lunes. ¡Y espérate a que llegue mañana por la tarde, que es cuando abren la zona central con los tres grandes escenarios principales!

Son momentos para coger un buen sitio en el camping o simplemente disfrutar de los primeros conciertos en los escenarios más modestos que ya están activos. Simplemente pasear por el ambiente es ya todo un espectáculo.

– ¡Los espectáculos de fuego son una pasada! ¡Cómo mola el rollo este steampunk!

– Pues sí, aunque yo soy más de vikingos. Si nos levantamos a buena hora, mañana podríamos ver la exhibición de esgrima medieval. Ahora que ya tenemos las pulseras ¿Qué quieres hacer?

– Mmm… ¿Qué es eso del Beergarten?

– Es algo muy alemán, a lo Oktober Fest. Mesas largas de madera para sentarse y beber jarras enormes de cerveza. En ese escenario suele haber bandas de versiones metaleras.

– Pues creo que prefiero o bien el espectáculo de coches o ir a la carpa a ver conciertos.

– Lo de los coches ya ha sido, pero lo hacen todos los días, tranquilo. ¡Vamos la Bullhead!

La expectación es enorme y se concentra en la Bulhead Circus, al estar cerrada aún la zona principal. La enorme carpa no puede acoger a todos los que quieren asistir a los conciertos de la noche previa de la apertura oficial del festival. Bandas consagradas como UGLY KID JOE, ANNIHILATOR o CROWBAR disfrutan de actuar en un recinto a rebosar. La alternativa son actividades paralelas, como el show de variedades del presentador Maschine Nitrox, cabeza visible en muchos eventos de W:O:A, Full Metal Cruise o Wacken Winter Nights. Como invitados de esa noche, los mismos Ugly Kid Joe, que interpretan su gran éxito ‘Everything about you’ con acordeón.

 

DIA 1. LO VIEJO SE RENUEVA. LO NUEVO ENVEJECE.

Puntual como cada año llega la hora de la zona central de W:O:A: con sus tres escenarios y de su inseparable compañera: la lluvia. Justo antes de la ansiada apertura y de la tradicional carrera a las primeras filas, los cielos rugen y cae una terrible tormenta que hace temer por el discurrir del festival… Pero esto es Wacken.  A la hora exacta SKYLINE comienzan su show en el Faster Stage.

– ¿Pero…? ¿Y esto? ¿Comienzan con una banda de versiones?

Skyline son unos de los muchos símbolos de Wacken. Era la banda de Thomas Jensen,  fundador de todo este tinglado. Actuaron ya desde la primera edición, cuando W:O:A: era poco más que un escenario, tres bandas locales y unos pocos centenares de amigos. Asiduamente hasta hoy han seguido en el cartel. Siempre abren oficialmente el festival. Ah! normalmente traen amigos, ya lo verás.

– Toma ya. ¿Amigos, como quién?

– Pues seguro que no falta DORO PESCH, que es embajadora de la Wacken Foundation y otro de los iconos del W:O:A.

-Claro, nosotros tenemos al Fortu y ellos a Doro.

– Je, je… algo así.

Doro Pesch, la reina del metal, aparece en escena para interpretar el himno oficial de W:O:A ‘We Are The Metalheads’ y ‘All We Are’, de WARLOCK. La maquinaria ya está en velocidad de crucero y nada la puede parar. No es fácil tener la suficiente trascendencia como para poder tocar en uno de los tres escenarios principales de Wacken, sea a la hora que sea. Las bandas del cartel suelen contar su historia en décadas y algunas como Saxon, Dimmu Borgir o Helloween han grabado aquí DVDs en directo.

– ¡Toma! ¡ROSS THE BOSS toca temas de Manowar, pero de los antiguos!

-Sí, hasta el Kings Of Metal. Y están en forma, ¿eh?

– Bueno, sé a lo que te refieres. Suenan de maravilla, pero están algo fondones… estos no van tanto al gimnasio como los otros.

Renovarse o morir. Tantos años en la carretera desgastan y las condiciones físicas ya no son las mismas que antes. Los cantantes son los que más acusan el paso del tiempo. Algunos renuevan a sus front-man, como ACCEPT o Ross The Boss. Otros, adaptan su estilo, trasportan la tonalidad de sus canciones y refuerzan otras facetas del show, como EUROPE, que consiguen sonar al gusto de los oídos más exquisitos. Sin embargo, es con la archiconocida Final Countdown con la que todo Wacken salta y canta con entusiasmo. Thomas Wolfe lo tiene bien aprendido, e intercala su concierto instrumental con la Filarmónica de la República Checa con grandes éxitos de ACCEPT, como Princess Of The Dawn.

– ¡Joder! ¡Cómo suenan!

– Es una pasada. Es increíble cómo han resurgido de sus cenizas. ¿Y qué me dices de lo de la orquesta? ¡No vas  a ver algo así en tu vida!

– Mola, pero debo reconocer que se me hace algo largo.

Mientras, los escenarios W.E.T y Bulhead acogen a los sonidos más extremos con WITCHERY, BRUJERÍA, MAYHEM o NAPALM DEATH.

-Me lo estoy pasando teta con STATUS QUO. ¡Esto demuestra que se puede llevar cincuenta años tocando y aún rocanrolear!

VOLBEAT se reivindican como el cabeza de cartel más joven con un show medido al milímetro, aprendido de memoria y correctamente ejecutado. En las pantallas, se veían las imágenes en blanco y negro, transportándonos a sus influencias de los años sesenta. Lo viejo se hace nuevo y lo nuevo se hace viejo.

 

DIA 2. TODO LO QUE SUBE TIENDE IRREMEDIABLEMENTE A BAJAR.

Estamos en pleno cénit del festival, no hemos parado de perseguir bandas y hay quien empieza a acusar el cansancio en las piernas. Ni el Yoga matutino ofrecido por la organización consigue aliviar los entumecidos músculos de los metaleros.

– Tú me dirás. W:O:A: tiene las dimensiones de 300 campos de fútbol.

– Podemos empezar viendo a LACUNA COIL. Este año vienen con disfraces y con ganas de dar un buen show.

Al final nos decantamos por un clásico como GRAVE DIGGER, quienes a pesar de su experiencia no ofrecieron un bueno sonido. Los graves del bajo y la batería se comían al resto, el viento creaba efecto flanger y parecía que el cielo se iba a desplomar sobre nuestras cabezas.

Mientras sonaba Rebellion decidimos refugiarnos de la falsa tormenta en la Bulhead Circus en busca de un poco de acción. Acertamos de pleno. KISSIN DYNAMITE dio un show lleno de garra y energía.

  • Menudo subidón. Hasta el momento lo más solvente y convincente del día.

Después aparecieron un grupo que solo por sus ganas de liarla ya merecía la pena verlos. DOG EAT DOG, con sus mezclas de estilos como el hip hop, funk y el metal, entre otros, nos dejó boquiabiertos y, con su originalidad y actitud, se metieron desde el primer tema al público en el bolsillo.

– Punto a favor de DOG EAT DOG con sus “samples” entre tema y tema.

– Efectivamente. Han dejado el listón bien alto.

– Qué pena que los GRAND MAGUS no supieron subirse a la ola de euforia.

– No me habría gustado estar en su pellejo. Pero bueno, lo suyo ha sido un show dentro del guion, sin sorpresas. Lo que pasa es que hay veces que eso en Wacken no basta.

Gran expectación para ver a los APOCALYPTICA, uno de los platos fuertes del día. Gracias a la promesa de retomar el disco que les catapultó a la fama, pocos fueron los que pudieron resistir la tentación de escuchar temas como el Nothing else matters o Master of Puppets

– Pero en qué quedamos ¿son APOCALYPTICA o son METALLICA?

– Son Apocalyptica tocando temas de Metallica, pero sin cantante…

– Ni guitarras…

– Ni coros…

– Ni Batería…

– Nos vamos a la carpa Welcome to the jungle a ver un combate de WWF?

– Ya estamos tardando.

Tras la actuación de los españoles ALIEN ROCKIN’ EXPLOSION en el show de Maschine salimos de la carpa y sentimos los tambores de guerra en el cielo de Wacken; TRIVIUM entra en escena en el escenario Harder pisando pero que muy fuerte.

– Te puede o no gustar su música, pero este cuarteto americano sabe lo que hace.

– Y tocan que se salen. Tienen un show muy potente y un cantante y líder a la altura del momento.

– Fíjate cómo ha evolucionado su forma de cantar. Antes sus limpios eran mucho más descontrolados. Seguro que ahora aguanta mejor las giras.

Con MEGADETH la sensación remanente fue como la de esos grandes clásicos que te gustan pero no terminan de encantarte. Por un lado, claro está, que la banda es muy buena y descarga un sonido impecable. Por el contrario, Mustaine lleva años sin traerse nada nuevo en su espectáculo, pobre a la voz y a la actitud.

Y si la ola iba perdiendo fuerza con Megadeth, fue con MARILYN MANSON cuando tocamos fondo. Logró, no sin esfuerzo, vaciar de público el escenario central Faster a mitad del set-list. Retraso al comienzo y show flojo, para más inri.

– No sé cómo la organización permite este tipo de soberbias en el escenario. Tendríamos que haber aprovechado para ir a ver las tiendas.

– Supongo que hay fans a los que les molan sus salidas de tono. ¡Pero es que encima ni canta bien!

Para cerrar el día quedaban los estrafalarios J.B.O., a quienes les tocó levantar faena a las tantas de la madrugada. El público respondió a su lema Wacken ocurre solo una vez al año (impronunciable en su alemán nativo) y arropó a su banda en todo momento. Por desgracia el día había sido largo y lleno de altibajos y ya no quedaban fuerzas para disfrutarlos como se merecían.

 

DIA 3: UN CICLO SIN FINAL

Todo empieza y todo acaba. El día grande llegaba y el festival había reservado sabiamente lo mejor para el final.

RAGE estrenaba nueva formación en W:O:A:. Nuevo ciclo, nueva etapa, una vez más. Peavy se ha visto en la tesitura de tener que reinventarse unas cuantas veces en sus más de tres décadas de existencia.

– ¡Toma ya! ¡Qué caña! ¡Así da gusto empezar el día! ¿Te mola el nuevo guitarra?

– Bueno, no es Smolski.

– Ya, joder. ¡Pero tampoco es manco! ¡Y mira qué entusiasmo!

– Es cierto, y debo reconocer que hace buenos coros.

La recámara de himnos de los alemanes es enorme y consiguen despertar al público que tiene ganas de exprimir el día.

– ¿Vemos a PRIMAL FEAR y gritamos ‘Metal is Forever’ una vez más?

– Esta vez creo que quiero aprovechar para ver las tiendas por última vez.

Hay sensación de apremio, de alegría, las emociones afloran intensificadas y el sentimiento de hermandad inunda todo.

– En fin, ya te digo, que me duelen las piernas, tengo los oídos entre algodones por culpa del pitido, he dormido poquísimo…

– Pero… ¿volveremos el año que viene, no?

Más claro, agua. Una vez que entras, ya no quieres salir. Como eso que ocurre cuando perteneces a una gran familia. Como eso que hacen los hermanos MAX & IGOR CAVALERA, paseando por el mundo su visión del metal.

– ¡Vaya subidón! ¡War for territoryyyyyyyy!

– Al final siempre lo consiguen. Da igual dónde y a qué hora toquen.

Los emotivos homenajes al fallecido Lemmy (MOTORHEAD) se suceden. Los hermanos lo hacen por partida doble: ‘Orgasmatrón’ y ‘Ace of Spades‘.

Unas pelotas hinchables gigantes salen a botar entre el público en un divertido juego sin reglas.

– ¡Tooooma! ¡Cómo mola darle con toda el alma a las bolas esas!

– Recuerdo un año en el que soltaron muchísimas. Esta vez han tardado.

ALICE COOPER sale a escena en un show espectacular que deja en peor lugar, si cabe, a Marilyn Manson. La melena dorada de Nita Strauss encandila a muchos.

– ¿De dónde se ha sacado a la guitarrista?

– De una banda tributo a los Maiden de solo de chicas. No se defiende mal, ¿eh?

– Mola. Da espectáculo.

– Espectáculo da Mr. Cooper. ¡Con 69 años!

Alice Cooper anuncia poco antes de salir al escenario que donará 10.000$ a la Wacken Foundation para la promoción de nuevas bandas de rock. También rinde tributo a Lemmy con ‘The Ace of Spades’.

– Un grande, lo que yo te diga.

AMON AMARTH desatan al público amante de la fantasía vikinga. Ohan Hegg y su martillo echan chispas desplegando poderío a raudales. Alien Rockin’ Explosion repiten en el show de Maschine y todo parece precipitarse. Ya va quedando poco.

– Corre, quiero coger buen sitio para AVANTASIA.

Tobias Sammet dirige un espectáculo excelente, lleno de elegancia y minuciosidad. Todo un elenco de grandes vocalistas del heavy metal juntos sobre un escenario cantando himnos que el público se sabe de memoria.

– Pero ¿Estás escuchando qué corazos?

– Es un pasote. No existe otro espectáculo igual en estos momentos en el metal. Están incluso mejor que otras veces que los he visto. Shascha Paeth está super-fino hoy.

– Gustos aparte. Que habrá a quien no le guste.

– Gustos aparte, claro.

Ya sólo queda el último esfuerzo. Un esfuerzo que no todos pueden dar. Mientras algunos se decantan por el éxodo al camping a refugiarse de la lluvia otros dan un paso al frente para ver cómo HELDMASCHINE descargan su metal industrial.

– Se agradece ahora las llamaradas.

– ¡Ya-te-di-go!

Los españoles LORDS OF BLACK, cierran cartel en la carpa. Un buen número de compatriotas les apoyan, a pesar de las horas y el agotamiento. Es el momento de las despedidas. La organización ya ha anunciado varias bandas para el próximo año, NIGHTWISH entre ellas.

– Al final se me ha hecho corto y todo.

– Siempre ocurre, empiezas cansado y poco a poco vas cogiendo ritmo.

– Ya estoy pensando en el año que viene.

– Pues date prisa, porque las primeras 25.000, que van con premio, se agotan en horas.

– ¿Hasta el año que viene, entonces?

– “Rain or Shine”.

Texto: Iván y Angel Díaz

Fotos: Iñigo Malvido

MIÉRCOLES Y JUEVES

VIERNES

SÁBADO

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here