RESURRECTION FEST 2019. MÚSICA EN LA BURBUJA DEL TIEMPO

0
242

Son ya bastantes años de festival,…14 ediciones son unas cuantas para ver  que no se han hecho las cosas del todo mal. Un festival con unos comienzos humildes que ha sabido crecer en un entorno privilegiado, Viveiro, bonito pueblo de la costa lucense, que ha sabido adaptarse primero a “crestas”, más tarde a “melenas”, cuerpos decorados con tinta
y atuendos desubicados… y que ha sabido, año tras año recibir a “forasteros” ávidos de disfrute y que convive, anualmente, con la cada vez más abundante afluencia de público al evento con la propuesta musical más extrema del país.

Ya desde que aparecen las primeras bandas para la siguiente edición, la fecha se marca en el calendario y el “Resu” cumple con el ritual una vez más.

De nuevo, tras meses de espera y horas de viaje llega el primer asalto,…calentamiento previo, antes de la “tralla” oficial.

Aún no ha llegado todo el mundo aunque la muchedumbre es considerable. Es temprano; pero no importa. Es la exclusividad de asistir los primeros al evento. Concierto de presentación. Multitudinarios paseos de ida y vuelta por la carretera, en el puerto, redes y barcos, llegando al cercado, coches de policía, rotonda, desvíos,…esperas tu turno cerca de la taquilla para  la recogida de la pulsera, accedes al recinto… y el tiempo,…se detiene.

Reencuentros, bullicio, emociones, primer cambio de monedas y vistazo al entorno. Todo sigue ahí, como la vez anterior…como casi siempre. Se inician las vivencias a añadir al diario que comienza a escribirse en ese instante.

Durante los próximos días, solo existe esto, lo que has añorado durante los últimos meses. Nostalgia, libertad, amistad, locura, éxtasis, tierra, ruido, sudor, asfalto, cerveza, fiesta,…

De nuevo afloran todos los momentos guardados en tus recuerdos y que vienes a buscar,…Pocas horas de sueño, muchas horas de  actividad y diversión…cansancio, satisfacción, playa, tiendas de campaña, arena, mar y…música,…mucha música, Back in Town tributan al “festi”, son de Viveiro. Cola para el autobús, cola para el baño, cola para comer, cola para beber… ¿lluvia?…quizás. Vistazo al “merch”. Saludos a conocidos, saludos a los que se convertirán en conocidos, cachis, “kalimotxo”, chapas, cinturones, “suvenires” y música…más música con un “trio” de Muros (…otro “pueblito” gallego), Archivo Adxunto, más batahola,…adrenalina, empujones, carpas, barras, bebida, alcohol…más alcohol y esto acaba de empezar a medio gas,…o no. Alguna cancelación (Misconduct), problemas logísticos y bajas de cantantes indispuestos (Loz, While She Sleeps); pero hoy, más música en la fiesta de bienvenida,…

Devil in Me con su “hardcore” melódico desde Portugal. Ya habrá tiempo para más, porque el tiempo se ha parado, ¿recuerdas?…Terrazas, patatas fritas, neveras, litros, lacón,
empanadas, baños de sol, chocolate, latas de conserva, pulseras, más “chocolate”, salchichas, mahonesa, menús del día, licor de hierbas, acampada,…Una Bandera Negra ondea sobre el recinto,…más música intercalada entre las  descargas en directo, esta vez enlatada (…que más da).

Pandemonium, hoy el espacio abarrotado se acaba a tus pies, en el césped después de la doble “R”; pero mañana habrá más. Disfraces, guitarras, algarabía, pinturas en la cara, chupitos, desenfreno, vatios, whiskey, actitud, orujo, gafas de sol. Ahora más música, Bury Tomorrow, “metalcore” británico…Risas, clamores, jadeos,…algún lloro vendrá, alguna resaca, algún “amor de verano”…camisetas negras, camisetas blancas, camisetas de todos los colores, tatuajes, muchos tatuajes, piercings, saltos, polvo y “polvos”…Más bebida, más de todo…más música, Municipal Waste, “crossover/trash” de corta duración. Luces, bafles, telones, humo…gente ebria, gente eufórica, gente alegre, gente viva…Dj´s sumidos en el “Chaos” y otro “Resu” cumple con el ritual, precisamente hoy sólo un escenario, el “Ritual Stage” frente al “micro” gigante, mañana habrá más…todavía queda más música, Ignite, Punk-Rock made in USA para adolescentes…surfing, gritos, patadas, “pogos”, pizza, las barreras anti-pánico hacen su trabajo y los «seguratas» también…más bebida, hamburguesas, comida vegana,…abrazos, besos, sonrisas, sacos de dormir, olor a comida, olor a alcohol y el recuerdo de Lemmy mirándote a través de su “mascota”, todo sigue ahí, como casi siempre…más risas, mas jarana, más música…Kvelertak, energía noruega. Brutalidad, actitud, fuego, puños en alto, más fuego. La madrugada cae sobre la hierba, alguien se tira sobre la hierba, alguien se fuma la hierba,…todo vuelve a ser igual; pero distinto…Mochilas, bolsos, cacheos, vallas,…en los “contenedores” se lee, Resurrection City…esto empieza aquí, ya acabará,…mientras tanto, el tiempo se detiene.

Texto y fotos: Musifota

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.