HIRA. Nuevo CD

1
9069

ENTREVISTA HIRA

Los donostiarras Hira reaparecen con “Delay”, nuevo CD de rock clásico y perfil USA, que les aleja definitivamente del metal que les vio nacer hace más de una década.

Cuatro discos después, los Hira actuales del nuevo CD Dely no se parecen en casi nada al grupo que debutó en el año 2000 con Nortasuna, o después con la revalida mejorada Oztopoak Gaindituz. Era aquella una muy clara apuesta por el heavy metal y derivados (desde el power catapultado vía doble bombo a tramos instrumentales thrash), con cortes por ejemplo como Metal Oihua, que cantaban al sentimiento de pertenencia heavy, siempre tan identificado con este género.

Los Hira 2011 suenan más suaves y rockeros. Un álbum que ha evolucionado estilísticamente sin que ello suponga un repertorio de excesivo riesgo, con temas que incorporan sección de vientos o piano a modo de detalle, y cuyo resultado final queda lejos del metal que les vio nacer. ¿Un agur al heavy? Para el vocalista y guitarrista Ibai, quizás algo molesto con nuestras apreciaciones a lo largo de la entrevista, las etiquetas no cuentan. “Somos una banda que siempre hemos abogado por la música y no por las etiquetas ni por catalogaciones baratas. El día que Hira diga agur, será para despedirse de su carrera musical, pero de momento, seguiremos haciendo música, que es lo que sabemos hacer”. Además de la música, también ha ido cambiado el mensaje y, lógicamente, la imagen. “Nuestro mensaje siempre ha sido el mismo y bien claro, somos una banda que lleva en esto una década y hemos demostrado que el único triunfo es la satisfacción del resultado de un duro trabajo. ¡Ése es nuestro mensaje! Creo que el tema de la imagen es algo que a de cambiar con el tiempo, sino, imagínate a Rob Halford aún con alzas o un buzo de colores chillones estampado y pegado al cuerpo. Es mejor la evolución”.

El cambio musical nos parece enfocado al rock clásico y comercial, a ratos muy USA. “Sí que es cierto que el disco suena más clásico, es un sonido muy abierto con unos riff de guitarra tocados a mordiscos gracias la derecha de nuestro guitarrista. Voces muy elaboradas que acompañan casi a la perfección a una genial armonía instrumental. El sonido de la batería y el bajo son tan reales que cada nota golpea tu pecho por toda la presión que transmiten, pero todo esto es difícil de poder sentirlo así, si pensamos que lo que escuchamos es rock comercial”.

Quizá esa sensación de sonido más accesible no sea solo por la canciones, puede que tenga que ver con la producción o la masterización, con un resultado final al que se le echa en falta más pegada. Y no será por desconocimiento del estudio, porque repiten en Sonido XXI, en Esparza de Galar, donde han grabado toda su discografía. “Creemos con total firmeza que Javi San Martín e Hira hemos producido el mejor disco de nuestra carrera sin duda alguna. Estamos satisfechos” sentencia nuestro interlocutor.

Hira son ahora mismo Ibai Marin, voz y guitarra, Manex Etxeberria, bajo y Mikel Lazkano, guitarra. Sin batería fijo, que por no aparecer, no sale ni en las fotos promocionales. Inquirimos si esta formación tipo o que el grupo en los últimos tiempos haya actuado a menudo en acústico han podido influirles. Parece que no. “Primeramente aclararte que sí tenemos batería, porque sino sería imposible ofrecer ninguno de los conciertos que hemos estado ofreciendo. Nuestros conciertos acústicos, son acústicos y no tienen nada que ver con el sonido de los eléctricos. Creemos que somos una de las pocas bandas en Euskal Herria que ofrece en la misma gira, el concierto eléctrico o el concierto acústico, teniendo en cuenta todas las horas de ensayos que ello supone. No es fácil mantener dos set-list a punto en cualquier momento, pero el trabajo nos motiva”.

Se nos hace tan diferente el nuevo cancionero Hira que nos preguntamos si encajará con el repertorio heavy de los comienzos. Ibai nos lo aclara “Evidentemente que encaja. No entendemos porque no lo iba hacer… Que nosotros sepamos siguen siendo nuestras canciones y por lo tanto parte de nuestro repertorio, sería absurdo hacer una limpia. Esta claro que con cuatro discos publicados, tenemos que ser más meticulosos al elegir el set-list, es un puzzle evolutivo”.

Un puzzle con cuatro cajas. Quien mejor que el único componente que se mantiene desde la formación original de Hira para valorar cada uno de esos pasos repasando de paso su discografía. “Creemos que cada disco ha sido una etapa a cada cual más definida de nuestra carrera. El debut Nortasuna fue un disco joven con grandes aspiraciones. Oztopoak gaindituz lo veo como un trabajo lleno de obstáculos que sorteamos con éxito. Hira (Sic) significó la revolución personal y musical de la banda y sus componentes. Y finalmente Delay es la expresión musical más sincera de nuestra carrera”.

Si las influencias han cambiado desde que se iniciaron hace más de una década en el mundo de la música, puede que sí, puede que no. “Nos siguen gustando las mismas cosas de siempre. Pensamos que cada momento y situación tiene su propia banda sonora. Nos gusta escuchar rock, heavy, blues, soul, country, clásica e incluso un buen bolero. Nos consideramos amantes del dialogo y creemos que la música no es otra cosa que una manera de comunicación a través de infinidad de sentidos”.

Ahora lo que toca es defender en directo al nuevo retoño discográfico y su docena de canciones. “La prioridad es presentar Delay en tantos escenarios como sea posible, bien en eléctrico o bien en acústico. Disfrutar de cada canción y hacer sentir y comprender que montar una banda, componer más de 40 temas y grabar 4 discos no ha sido tarea fácil. La verdad de todo esto, es que el único reto a conseguir es el respeto”.

Texto: Aitor Zubizarreta.

1 Comentario

  1. in bocca al lupo per questa nuova avventura! Io non ho figli ancora, ma ho una cuginetta piccola alla quale faccio un sacco di reÃlai..pig¹ tardi mi iscrivo anch'io a Mums Up!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.