EUROPE + IMPERIAL JADE. Crónica y fotos

0
1065
Europe@LaRiviera

EUROPE + IMPERIAL JADE

22 y 23 de Noviembre de 2016. Sala Razzmatazz (Barcelona) y La Riviera (Madrid)

Si bien es cierto que los suecos nos han estado visitando con mucha frecuencia últimamente, contando tanto festivales como shows de presentación de sus últimos trabajos, no deja de sorprenderme no ser la única que no se pierde una ocasión de verlos sobre el escenario. Los conciertos de Europe en Barcelona suelen ser un éxito, prueba de que cuentan con cantidad de fans incondicionales.

Siendo realmente sincera, en mis últimas ocasiones he salido con la sensación de “Ha estado genial escuchar otra vez Carrie y The final Countdown en directo, pero me han faltado muchos clásicos, el próximo igual me lo pierdo…”  Pero siempre vuelvo…

Esta vez acudí mucho más animada y con grandes expectativas, y sin embargo, otra vez… me faltó algo.

Empecemos por el principio porque la banda que abrió la noche bien lo merece. Imperial Jade es un joven grupo del Maresme, Barcelona, que están dando mucho de qué hablar en los últimos tiempos. Los conocí en las fiestas del barrio de Gràcia este pasado verano, me los volví a encontrar “jugando en casa” en el Calella Rock Fest y, ¡míralos! teloneando a Europe. La banda vive buenos tiempos y les deseo de corazón que la buena racha no les abandone y no tengan que emigrar a otros países donde les hagan más caso, como ya ocurrió por ejemplo con ´77 o con mis queridísimos Stop, Stop!

Como ya había visto las veces anteriores, estos cinco saben hacer buena música y se les ve  cómodos sobre las tablas. Las influencias te saltan a la cara desde los primeros acordes, los 70 están súper presentes y tampoco lo esconden, el medley de Led Zeppelin es el momento en que se acaban de meter al público en el bolsillo.

El Razz ya estaba hasta la bandera el pasado día 22 para ver a Imperial Jade, (y así debería de ser siempre con los teloneros), y el público estuvo entregado y atento al show.

Con un look que nos recuerda a aquellos The Black Crowes de antaño, riffs setenteros y actitud elegante y con ese toque místico-altanero (sin caer mal) que corresponde al ambiente psicodélico que les hace de telón de fondo, los vimos disfrutar y darlo todo tema tras tema. Y digo los vimos aunque los vimos poco, porque las luces sobre el escenario brillaron por su ausencia en gran parte del show.

Nos presentaron su LP Please Wellcome que salió el pasado 2015, y aunque a una servidora le van más los estribillos pegadizos que el despliegue instrumental, al tercer concierto ya me sonaban las canciones y me gustó corear ese “yu-huuu” de Satyr, que ya se ha instalado en mi cabeza.

Lo dicho, teloneros a la altura de las circunstancias y mis mejores deseos  para ellos y por el futuro del Rock n Roll.

El concierto de Europe prometía ser algo especial, y no es que no lo fuera, pero como os comentaba al principio de esta crónica, me falto algo… y ese algo fue “la sorpresa”. Cada vez que voy a ver a Europe espero algunos temas de los que me hicieron vibrar cuando era una niña, y esta vez los tuve, un disco entero, pero… ¿y qué más? Todos los asistentes sabíamos perfectamente cuál iba a ser el set list: el último álbum, War of Kings, entero, del tirón, y el The final Countdow entero, del tirón…

No sé si me explico… ¿ Sabes ese momento en que no sabes qué va a sonar, las luces se apagan y suenan tres acordes melancólicos que reconoces a la perfección porque ya son parte de ti y todo tu cuerpo se tensa porque te das cuenta de que “ese tema” está a punto de sonar? Eso es lo que me faltó. Llamadme exigente, porque lo soy.

Un gran despliegue de pantallas fue el recurso que utilizaron para crear el ambiente de nostalgia que nos transportó a aquellos años en que veíamos sus videoclips por la tele, -cuando en la tele aún sonaba música-. Imágenes de unos jovencísimos rockeros que ya sabían que se iban a comer el mundo, y claros mensajes para conectar con el público desde el primer momento: “Una noche muy especial”,  “Los temas que quieres escuchar…” “Gracias”…

Así que el concierto tuvo para mí dos partes muy claras: la primera en que apenas conoces los temas y descubres que están muy bien pero que ya no suenan a Europe, y esperas con ansias a que llegue la segunda parte;  y la segunda parte que aunque no te sorprende, la exprimes como si no hubiera un mañana porque no sabes si vas a volver a escuchar Heart of stone  alguna vez más en directo.

Doy por supuesto que el lector no necesita que enumere el set list.

Y ahora que ya me he quedado a gusto, y mis disculpas a quién le pese, decir que, por supuesto, el ambiente fue precioso. El público se volcó por completo y es bonito ver cómo aún caen algunas lágrimas cuando suena Carrie, como la muchedumbre  salta al unísono del “tinoniiinoooo”, y como aunque salgamos sólo medio contentos de ciertos conciertos, ahí volvemos a estar año tras año, y gracias a estas bandas que honestamente siguen estando ahí para hacerlo posible, componiendo, evolucionando y girando, cada cual a su manera, para hacer constar que el Rock n Roll no se muere si no lo dejamos morir.

Y para terminar… ¿un bis del Out of this World? Pues no…

Texto: Eva Marcos (Barcelona)

Fotos: Iñigo Malvido (Madrid)

IMPERIAL JADE

EUROPE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.