BAD RELIGION. Anoeta año 2000

0
318

BAD RELIGION.

Fecha: 14-8-2000.

Lugar: Polideportivo de Anoeta, Donostia.

Interpretes: Folkcore, Rana Toro, Bad Religion.

Asistencia: unas 2.500 personas.

Volvían los veteranos Bad Religion a Donostia en una fecha difícil, en pleno agosto y con la competencia directa de la Aste Nagusia. No fue obstáculo para que el público llenara tres cuartos de aforo en una entrada muy respetable para la triple cita punk del lunes noche en Anoeta.

Los gipuzkoanos Folkcore fueron los primeros en romper el hielo. El quinteto zarautztarra, poco conocido aún por la audiencia, preparo a conciencia su media hora de actuación: introducción con bertsolaris vestidos de caseritas, colaboraciones de músicos invitados, e incluso una representación teatral complementando su hardcore rabioso de vieja escuela, más algún que otro guiño melódico o acústico.

Bastante más sucios y rockeros parecieron los chicos navarros de La Rana Toro. No pasaron de discretos pese al apoyo de su reducto de fans y los esfuerzos por calentar ambiente del cantante, que con su particular disfraz con bañador marca-paquete, una especie de frac verde y sombrero, se erigió en centro de todas las miradas. Remataron el set con una versión del Ace of Spades de Motorhead que sonó realmente guarra, más por méritos propios que por el sonido en si.

Tras un retraso de 35 minutos llego el turno de Bad Religion. El quinteto californiano, con su líder, compositor y vocalista Greg Graffin al frente, (el intelectual mayor del punk, con el permiso de Henry Rollins) volvió a demostrar en su tercera visita al polideportivo el porqué de su reinado permanente en la escena punk-hardcore melódico. Hora y media sin tregua de un repertorio que no es sino una sucesión de himnos rebeldes a base de velocidad guitarrera y melodías vocales con el don de la emotividad que parece no tener fin. Recipe for hate, Punk rock song, Lookin in, A walk, You´ve got a chance, No Control, Part III, con Graffin ayudando a la batería, Watch it die, …fiesta total con el grupo disfrutando tanto como el entregado público, que en Generator responde de locura. El ambiente es de camaradería, los rollos de papel higiénico vuelan desde la pista al escenario, ¡y viceversa!, hay mosh por parte de los intrépidos fans que logran salvar el servicio de seguridad y llegar hasta sus ídolos, que, a piñón fijo, siguen en sus trece de no bajar el pistón hasta convertir Anoeta en una sauna humana; se suceden Sanity, New America, vacilan con el We will rock you de Queen, 10 in 2010, Fuck Armageddon, American Jesus… Sólida y vitalista lección de punk made in Bad Religion. No será la última.

Texto: Aitor Zubizarreta

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here